sábado, 8 de febrero de 2014

Diana Gabaldon. Cameo en Outlander. Parte 1.


Traducción del post original, tomado del Facebook de Diana Gabaldon. 

Tras la lectura del bloque 3 y la reunión con producción el lunes, tras el fascinante recorrido por el mundo Outlander (más detalles otro día, he dormido cuatro horas, tenía “la llamada” a las 5:30, por lo que me he levantado a las 4:30) y un montón de entrevistas con prensa, hoy me he embarcado en la aventura de mi breve carrera como actriz.

”La llamada” (“Call”) significa la hora a la que pasa a recogerte un coche para llevarte al plató. Cada día antes de irte a casa, producción te da un “call sheet” (una hoja) en la que está apuntado: la hora de recogida, cuándo ir a maquillaje, la hora (en teoría) a la que estarás en plató, así como información sobre las localizaciones donde estarás rodando ese día (lo cual puede estar sujeto a cambios)

Así que el miércoles, mi marido (que está documentándolo todo) y yo, fuimos recogidos a las 6:55AM y unos bloques más abajo, recogimos a Caitriona Balfe y su hermana pequeña Lorraine, que está trabajando en el Departamento de Vestuario de la serie. Ambas adorables, y tan animadas como uno puede estarlo a esas horas.

Nos llevaron a la zona de los trailer. Menos los extras, todos los actores principales tienen trailer, algunos tan grandes como para que los compartan dos personas. Normalmente los trailer tienen los nombres de los personajes en la puerta y son bastante acogedores, cada mitad con un pequeño baño, y otras amenities para que sean cómodos.

Trailer de la producción "Forastera", por STARZ. Photo: Diana Gabaldon.

Los trailer tienen escaleras pequeñitas para entrar, lo cual no es muy fácil cuando estás llevando un traje del s. 18 (pero me las apañé para subir y bajar sin romperme el cuello; aunque sí rasgué el traje en un par de ocasiones, pero esa es otras historia), y continuamente viene gente a preguntarte si necesitas algo, traerte comida, bebida, vestuario, o para llevarte a donde sea que tengas que estar en ese momento.

Así que alguien vino, me dijo que me quitase la ropa, me pusiera un albornoz rosa y fuera con ella. Me llevaron a peluquería y maquillaje, donde Annie (jefa de peluquería y que lo ha investigado todo sobre los peinados del s.18) lo supervisa todo. Me maquillaron muy ligeramente (una respetable mujer del s.18 no lleva maquillaje) y me pusieron una peluca. Todo esto fue… increíble es la palabra que más se acerca. No puedo enseñaros mucho (STARZ tiene que mantener algunos secretos) pero fue… bueno, digamos que las he visto mejores y más estilosas. Era más o menos del color de mi pelo.

Para llevar la peluca, me hicieron cuatro trenzas, las cruzaron sobre mi cabeza y las sujetaron con muchas orquillas. Lo que daba una base para sujetar a su vez la peluca con más orquillas de diferentes calibres por todos lados.

La peluca es cabello humano, cuidadosamente peinado, montado en una especie de "encaje", es decir, una malla muy fina a la que está enganchado el pelo. Esta malla se coloca sobre tu propio pelo, y los cordones que lo sujetan todo se pasan por la parte superior de la frente y de los oídos. Una vez está sujeta la peluca con seguridad, recortan los cordoncillos al mínimo, y los pegan a la cara con una especie de fijador, lo que hace a la malla prácticamente invisible. Si el fijador se seca o no se ha puesto suficiente, verás alguien llevándose la mano a la cabeza y exclamando que se le cae, lo que hará que alguien de maquillaje aparezca mágicamente a su lado, le disuelva el fijador con alcohol, alise la malla y la vuelva a fijar.

Salí del trailer de maquillaje y había alguien esperándome para saber qué quería desayunar (tienen todo lo básico. Yo elegí bacon, huevos y tostada) y para llevarme de vuelta al trailer para asustar a mi marido.

Rápidamente me trajeron el desayuno y mi traje. El cual no puedo enseñaros, (excepto las enaguas, que están hechas de una especie de lona y muselina), una combinación hasta las rodillas también de muselina, medias verdes de caña alta (gruesas), zapatos de color marrón rojizo con lazos de cinta de raso, un corsé (que sujetaron para que yo pudiera meterme dentro) que va encima de las enaguas, y un “rollo para el trasero”, que es exactamente eso (aparentemente, las caderas anchas eran consideradas sexies en el s.18)

Bun-roll, o lo que es lo mismo, rollo para hacer parecer a la mujer más ancha.

Los corsés. Lleva bastante tiempo atar todos los lacitos a la espalda adecuadamente. Y si se hace adecuadamente, no puedes respirar, aunque te terminas acostumbrando. No puedes inclinarte hacia delante o agacharte, así que mi marido se la pasó atándolos hasta que se cansó y les hizo a todos un doble nudo, lo que quedó bastante bien.

Una vez todo esto superado, las chicas de vestuario trajeron la joya de la corona, un vestido absolutamente increíble diseñado exclusivamente para mí por Terry Moore, la jefa de vestuario. Terciopelo con encaje de oro, el tartan MacKenzie para cubrir el corsé (stomacher) y por encima de todo esto, un vestido tipo francés…. (sacque-back) y no puedo decir más, pero es espectacular. Todo ya puesto, llamaron a Crawford (el único empleado masculino que he visto en vestuario, pero puedo equivocarme, son más de 75 y desde luego no los he visto a todos) ya que se requería de fuerza y músculo para atar el vestido sobre todas las capas.

Se veía genial, pero ya os digo que una vez tienes todo puesto, realmente no puedes hacer mucho más que caminar y mover los brazos de un lado a otro. Ir al baño es posible (por poco), pero no fácil. Te puedes sentar pero no te puedes echar para atrás y apoyarte – no por miedo a arrugar la ropa, si no porque no puedes moverte tanto. Tu postura es fantástica, aunque sea de manera totalmente involuntaria.

Después me dejaron un rato a solas con mi marido, asegurándome que alguien vendría a recogerme más tarde para llevarme al plató donde estaban rodando ese día. Y asó fue. (Hay dos platós, al que me llevaron fue al del Gran Hall del castillo – que es bastante impresionante)

Estad atentos a la próxima parte…

LEE LA PARTE 2.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres comentar algo? :)