viernes, 15 de abril de 2016

Sí, Diana Gabaldon aprueba el giro del comienzo de la segunda temporada de Outlander.

El productor ejecutivo de Outlander, Ronald D. Moore, sabe que probablemente reciba alguna carta de odio por parte de algún fan purista, ahora que la segunda temporada ve la luz.

HAY SPOILERS

Traducido por Pilar Sánchez 

“Todavía hay algunas personas que enloquecen por el cambio del anillo de bodas, y eso fue un cambio muy pequeño comparado a la re-estructuración que se va a hacer con respecto al libro en esta temporada, en la que comenzamos en la década de los 40 y no en la década de los 60, y en la que ampliamos la parte de Frank, con el objetivo de hacerle más simpático”, dice Moore. “Me siento muy a gusto respecto a los cambios que hemos hecho y soy muy consciente que después de la primera temporada y tras Battlestar Galactica, nunca se va a hacer algo que agrade al 100% de la gente. Ya sé cómo va esto”.

Con esta imagen del pequeño Roger comenzaba el capítulo 2.01 de Outlander

Tal vez ayudemos a esos “odiosos instintos animales" a razonar, comentando que la autora de la saga, Diana Gabaldon, sigue cantando las alabanzas de todo el equipo de televisión allá por donde va, incluso ahora más, dado que el año pasado ella misma escribió un episodio y se siente parte del equipo creativo. Sobre los cambios que se hicieron, ella piensa: “Es un buen rumbo para una historia complicada” dadas a las restricciones/censuras que hay actualmente en la televisión.

“Siempre disfruto con estas pequeñas interpolaciones que se tienen que hacer para que la estructura funcione. Verlo hecho lo hace sentir nuevo e interesante”, comenta. “Tengo todo el tiempo y espacio del mundo cada vez que escribo un libro. Ya has visto el tamaño de cada uno de ellos. No hay manera posible de rodar el segundo libro empezando por el final, porque posiblemente necesitaras unas 120 horas. Algunos fans querrían eso, pero Ron y su equipo tienen un número limitado de minutos (55 minutos) y cada capítulo tiene que tener su propio drama. Cada capítulo tiene un conflicto y una resolución siguiendo la estructura tradicional de la historia. El libro no se estructura de esa manera y por consiguiente tuvimos que reorganizar y seleccionar cierto material y desechar otro. Los guionistas se reúnen y tienen una lluvia de ideas, siempre lideradas por Ron. Seguidamente, el estudio y el equipo también se involucran, mientras que cuando yo estoy en casa escribiendo, soy yo quien tiene el poder, y soy Dios, pero en televisión hay una escala de poderes con una clara jerarquía”.

Una desconsolada Claire ha vuelto al siglo XX

En resumen, la segunda temporada comienza con Claire (Caitriona Balfe), regresando a través de las piedras unos años después de que se fuese. Regresa dolida, embarazada y vestida con ropas que pareciese que fuese a vendimiar. Frank (Tobias Menzies), está confuso, pero eufórico por tener de nuevo a su esposa. Las cosas son un poco más difíciles de digerir una vez que Claire le confiesa que ha viajado al Siglo XVIII, y que en él ha encontrado a su alma gemela, se ha casado con él y además ha intentado cambiar la historia. Llegados a este punto, además le confiesa que está embarazada y le gustaría saber si Frank podría querer al hijo de otro. A continuación, retroceden a la llegada a Francia con Jamie (Sam Heughan) y Murtagh intentando evitar la Rebelión Jacobita.

Dragonfly In Amber (Atrapada en el tiempo, en España), el segundo libro de la saga, comienza en los años 60. Claire lleva ya varios años en su época y su hija ha crecido y se llama Brianna.

“Cuando Ron me hizo llegar los guiones, estaba realmente emocionada”, recuerda Balfe. “Fue dar un giro muy valiente al comienzo de la historia, lo cual me gustó, y en la que dices “bueno, es así como van acabar estos personajes, y ahora vamos a contar cómo sucedió todo”. “¡¡Es como estar viviendo cualquier episodio del gran Colombo!! Técnicamente, lo que cuento es un spoiler, pero lo que realmente se muestra en la narración es que el viaje es lo importante”.

También podría matizar sobre algunos de los algunos de los cambios que se hicieron. "Me gustó el comienzo del libro, pero me pareció que era demasiado complicado para mostrarlo en televisión”, dice Moore. “El libro comienza en 1968, y significa que Claire regresó al Siglo XX, que la Batalla de Culloden se perdió, que Jamie se quedó atrás, y que se llevó a su hija con ella en el viaje en el tiempo, y ahora ésta tiene 20 años. Ella es médico, Brianna es adulta y Frank está muerto. Es una gran cantidad de información y sólo disponíamos de 30 minutos por lo que dije: ¡no voy a narrar toda la historia de 1968 en el primer episodio!, por lo que pensé: Vamos a empezar con el comienzo de la historia. También es impactante comenzar con la vuelta al Siglo XX cuando los fans están esperando Francia, y así la gente se puede preguntar: ¿Perdieron? ¿Todo fue en vano? ¿Qué le pasó a Jamie? ¿Y el bebé? ¿Por qué no empezamos con lo que Frank diría y cómo se sentiría? Sabemos que la conversación que ellos tienen sería un infierno, por lo que comenzamos contando la historia a partir de ahí, y cuando lleguemos al futuro, - y lo haremos - con Brianna presente, ya tenemos unos fundamentos”.

Frank quiere, por todos los medios, recuperar a su mujer, Claire.

Gabaldon añade que reescribir esta parte de Frank, hace que se le coja más simpatía al personaje. “Ron quería ampliar el papel de Frank, ya que en el libro se limita a unas pocas páginas, y queríamos mostrar más sobre su matrimonio: mostrar como intenta volver con él al principio y cómo tiene que tomar algunas decisiones para su supervivencia. Además, Tobias en un gran actor, de manera que queríamos darle más papel”, dice la autora. “No vas a tener la misma simpatía por Frank en la serie como en el libro, porque en el libro se narra todo desde el punto de vista de Claire, y ella tiene sus propias preocupaciones. Cuando ella vuelve, se siente muy distanciada de Frank. Su corazón está todavía con Jamie y ella está con los primeros síntomas del embarazo. Necesita algún tiempo para centrarse, por así decirlo. Frank es una figura trágica. La forma de volver de Claire a la década de los 40, es desgarradora: amando a otro hombre y llevando al hijo de éste. Por ese motivo, Frank se pone a la altura de las circunstancias, de una forma heroica a su modo, ya que él no es Jamie”.

Este tipo de declaraciones siempre ha hecho Caitriona sobre el personaje de Frank: “Los lectores de los libros siempre han tenido mala imagen de Frank. Opinan que ‘es un mentiroso, o esto o lo otro’. Ahora entiendes cómo puede llegar a ser así”. “Él lo puso en esa relación y no salió bien. Los dos prosiguen con este matrimonio infeliz, pero ella siempre está como ausente en la pareja. ¿Se puede culpar a Frank por tratar de encontrar un poco de felicidad o consuelo en otra persona? Ésta es la belleza de las interacciones humanas. Siempre son complicadas y la gente no es sólo buena o mala”.

Heughan concurre: “El carácter de Frank cambia. En la primera temporada, él es un inglés encantador y frío. En la segunda, verás por qué ha cambiado. Está envejecido y ha tenido verdaderos problemas por la desaparición de Claire, además de que emocionalmente está roto”.

También se juega con el misterio, como si del detective Colombo se tratase, comenta Heughan. “En última instancia, Claire deja a Jamie en el pasado y te preguntas ¿Cómo han llegado hasta ahí? ¿Qué les ha llevado a que su hija nazca en el futuro?”.

Para Moore, los cambios querían demostrar que Frank también era “digno” de Claire. “Siento la responsabilidad de que él sea digno de mi heroína. Algunos fans tienen la idea de que hay
“Equipo Jamie” o “Equipo Frank”. Pero esto no es una competición. Jamie es el alma gemela de Claire, pero ella está casada con Frank y tiene que convivir con él. Y no está atrapada. En su momento, ella lo amaba y quería volver al Siglo XX; ahora vive con él en Boston y va a dejar que este hombre críe a su hija”, comenta Moore. “Si no fuese así, yo no sentiría respeto hacia ella. No es tonta como para tomar esa decisión. Yo entiendo por qué quería volver en la primera temporada, pero luego fue duro y doloroso volver con él. Me pareció importante contarlo en nuestra historia”.

Menzies está de acuerdo: “Es una apertura muy fuerte para la temporada. Es un poco sorprendente e inesperada, ya que es un verdadero golpe de emociones ver a Frank y a Claire intentar salvar su matrimonio”, comenta. “Le da un matiz interesante tras ver a Jamie y a Claire luchando por su relación tras Wentworth”.

Claire y Jamie, dispuestos a empezar una nueva vida en Francia.

No es que la relación entre Frank y Claire vaya bien: "Él lucha con lo que se encuentra, y no es nada sencillo. No quiere mirar hacia otro lado y ya, sino que quiere hacer punto y aparte y volver a empezar. Pero siente rabia, frustración, decepción y se siente herido”, comenta Menzies. “Vemos el impacto emocional de Claire, tras el viaje, afectar a otra persona. Vemos, se podría decir, un generoso acto de amor al aceptarla de vuelta y criar a su hija como si fuera suya, a pesar de lo mucho que le duele. Es el contraste que vemos respecto al amor romántico entre Claire y Jamie. Es un compromiso - un amor diferente, pero no menos importante”.

Capturas: Outlander Watch.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres comentar algo? :)