sábado, 4 de noviembre de 2017

El New York Times sobre la reunión de Claire y Jamie en Outlander

Os dejo a continuación la opinión de la sección de espectáculos del New York Times sobre el capítulo 3x06 de la tercera temporada de Outlander, en el que Claire y Jamie se reúnen tras años separados. 

A ver si coincidís con lo que dice o no ; )

En una serie en la que una sola relación es el quid de la historia, cada escena que pone a los dos personajes principales juntos tiene peso. Y como “Outlander” esperó media temporada -20 años en el transcurso de la historia- para unir a Jamie y Claire de nuevo, nuestras expectativas estaban por las nubes. Así que el éxito de este episodio depende casi por completo de cómo te sientes sobre un reunión.

- ORIGINAL SOURCE -
Traducido por Gema MG

Para mí, esta reunión es más interesante cuando la tratas con perspectiva. Comenzamos con una visión de la vida cotidiana de Jamie, completado con una amorosa casera (yo: ejem) y un concienzudo montaje de su trabajo en la imprenta. Es un momento interesante porque reescribe el regreso de Claire, no como un triunfo para ella, sino como una interrupción para él. Una interrupción bienvenida, por supuesto (de lo contrario nuestro héroe no se desmayaría) pero después de 20 años, sería menos creíble un apasionado abrazo entre ellos, que uno cariñoso cargado de torpeza.



Han vivido tanto tiempo separados que es, de alguna manera, menos una reunión y más una renegociación.

Caitriona Balfe hace una gran trabajo con una ingrata tarea. Claire ha sido la villana de facto de la temporada hasta el momento. Jamie se ha construido una vida a pesar de su ausencia, mientras que la de ella ha ocurrido, principalmente, en torno a su ausencia. Y abrir el episodio con Jamie significa mirar sus ilusiones románticas desde una cierta distancia. Frente a la reserva de Jamie, Balfe interpreta a una Claire inquieta, nerviosa y celosa por momentos. Nos ofrece la oportunidad de simpatizar con ella sin hacerla particularmente simpática –todo un truco, pero funciona. Balfe nos lo vende y, aunque, sabemos que “Outlander” no la dejará sufrir por mucho tiempo en manos de Jamie, también queremos que ella sienta, sólo por un momento, lo que es preocuparse de que la persona que amas ya no te quiera.

No preocuparse; Jamie la ama. Pero su reticencia funciona sin la sensación de que el capitulo se va deslizando hacia el gran abrazo. Él tiene más secretos con Claire de los que ella tiene con él, y después de tratar de aceptar su pérdida y seguir adelante, vemos cuán doloroso es aceptar un cambio tan sísmico en su vida, aunque sea bienvenido. Jamie pretende mostrar algo de alegría a lo falso Santa Claus, sobre Brianna, pero eso de debe a que, evidentemente, no sabe cómo alcanzar la antigua comodidad que compartían. Su torpeza es tan abrumadora que, a pesar del obvio anhelo de Claire, tiene que preguntarle sin rodeos por qué regresó.

Los paralelismos con su noche de bodas están por todas partes, desde el alojamiento impersonal hasta la intimidad de compartir una comida (no ayuda la voz en off sobre “saboreándonos el uno al otro tanto como a la comida” y el hecho de que “comenzamos a conocernos de nuevo” parece demasiado conveniente, pero sigue siendo un agradable viaje al pasado). Y cuando la cosa se vuelve amorosa, la incomodidad de la primera vez perdura un momento –sus encantadores golpes en la nariz también se sienten como un eco de los nervios de su boda.



El sexo en “Outlander” ha sido objeto de mucha discusión. En cierto sentido “Outlander” es parte de una tendencia: el sexo está en todas partes en la televisión. Pero en otras series, se usa a menudo como telón de fondo o como una extensión implícita del poder masculino, y en “Outlander”, el sexo entre Jamie y Claire generalmente viene, y conlleva, un impacto emocional. Hay algo de tensión bajo el sexo que la serie no ha abordado del todo –el trauma desproporcionado de violencia sexual sobre Claire y Jamie, por ejemplo. Pero esta reunión es una fantasía romántica: éxtasis, devoción, conexión. La incertidumbre en este episodio viene de la ansiedad de Claire sobre si Jamie aún será el amante de sus sueños. La recompensa llega cuando Jamie yace despierto, con iluminación de Caravaggio, sólo para verla dormir. Una noche en la cama ha curado casi todo. Si bien parece demasiado fácil ¿no es eso de lo que trata la fantasía? (YO: se nota que esto lo escribió antes de que se emitiese el 3x07, ¿eh?)

Pero gran parte de la discusión sobre “Outlander” y la sexualidad se centra en la idea de que las serie es feminista porque ofrece un punto de vista femenino en sus escenas de sexo. De primeras, vemos el punto de vista femenino por todas partes: tenemos buen sexo, con una pareja enamorada, cuyo corazón siempre ha sido tuyo, y cuyos abdominales están aún tan cincelados que puedes deducir de refilón que es un contrabandista. Y, ciertamente, hay una paridad de género en la desnudez que sugiere un enfoque feminista del sexo.

Para la serie en su conjunto, sin embargo, es un reclamo más difícil de realizar porque si hay un punto de vista femenino conduciéndola, no es el de Claire. La cantidad de violencia sexual que ha sufrido es significante, a pesar de que la serie tiende a tratarlo de manera casual, y recupera la normalidad lo suficientemente rápido: recibe una amenaza de violación tan pronto como Jamie deja la habitación. Bienvenida de nuevo al siglo XVIII, Claire.



Otros chismes:
  • Espero que el veterano actor Gary Young aproveche al máximo las escenas que le han dado, aunque no puedo decir que me haya sorprendido cómo se ha manejado a Mr. Willoughby. Introducir un extraño personaje de color como un lamentable bicho raro sexual no es generalmente un excelente principio para un arco narrativo.
  • Gran set de diseño. La imprenta en particular ofrece muchas posibilidades para que la cámara se entretenga en las páginas secándose y en la maravillosamente práctica decoración.
  • Geordie, aprendiz y excelente personificación del correo electrónico de un asistente ejecutivo haciendo una pregunta por tercera vez, es una delicia.
  • Fue realmente satisfactorio oír a Claire admitir “Fue duro para él”, sobre Frank. Un claro eufemismo pero, aún así, contenta de oírlo.
  • Es tan divertido como verdaderamente sorprendente que Claire sepa que Jamie tiene una profesión clandestina sólo porque sus abdominales son demasiado buenos para un impresor.
  • Si Claire es juzgada por bruja o increpada por las otras trabajadoras del burdel por llevar un corsé con cremallera, lo acepto. De lo contrario, esta es una queja formal.


Para estar informado al minuto de todo lo que sucede en el mundo Outlander, no te olvides de seguir a @OutlanderSpain, el Twitter del blog.

1 comentario:

  1. Mhfff.. >:(
    Por primera vez (llegué a la serie y los libros hace un año aprox.) siento que me he convertido en un fan.. jaja! Porque la nota me ha hecho enojar! siento que no le hace justicia para nada al episodio!
    Se entiende así que les retaceen los premios.. si los periodistas de espectáculos no entienden de que va la serie y no son capaces de percibir y apreciar el trabajo dramático de los actores y de todo el equipo detrás!
    Mil gracias a tí por la traducción!!! :D
    cata

    ResponderEliminar

¿Quieres comentar algo? :)