lunes, 5 de septiembre de 2016

¿Merece la pena ir a una convención de Outlander?

Mucha gente pregunta en Twitter y Facebook si merece la pena ir a uno de estos eventos en los que conoces a los actores (ya sea de Outlander, o de cualquier otra serie) 

Antes de nada, déjame decirte que es una decisión muy personal, y pesan muchos factores. Y sí, uno de ellos y básicamente el principal, el dinero. Te van a cobrar por todo. Mucho o poco, dependerá de la con. Aunque yo creo que poco no cobran en ninguna. 

Pero en cualquier caso, aquí tenemos a @Maregusmis, que nos cuenta su experiencia en la con de los Highlanders, por Starfury, celebrada el último fin de semana de Agosto en Londres. Creo que con esto te puedes hacer una buena idea de lo que te espera si te decides. ¡Pasen y vean!

Una semana después del evento...

VIERNES.

Llegué a Londres a las doce y media, al aeropuerto de Heathrow, que estaba junto al hotel (a unos diez minutos en bus público, que es gratuito). Cogimos el hotel de la convención, cosa que recomiendo para no tener que ir y volver, o si en cualquier momento necesitas ducharte, echar una cabezadita, comer o cualquier otra cosa, no tienes que cambiar de edificio.

El grupo completo de los "Highlanders", invitados a la convención de Starfury.

A las tres y media bajamos al hall principal porque se abrió la mesa para recoger los pases. Tuvimos que esperar un poco de cola. La verdad es que hemos tenido que hacer algunas “queues” pero no una cosa exagerada. Cada vez que entras tienes que tener tu pase y enseñarlo, para cada actividad. Nos dieron un sobre con el horario, el con book (que bueno, de book tiene el nombre, es más bien un folleto) con información sobre los actores y el pase (había unas pinzas para poder colgártelo, y el sábado empezaron a vender unos lanyard conmemorativos para llevarlo al cuello, y también unas pulseras, es el único merchandising que se ha podido comprar en la convención).

Recogimos los ticket para las fotos del día siguiente. Yo tenía pase Gold que te daba acceso al Meet and Greet (al que dos días antes se nos informó que no acudiría Sam por problemas de agenda por el rodaje), a sentarte en las primeras filas durante los paneles y supuestamente a pasar antes a fotos y autógrafos ( cosa que a la hora de la verdad no ha sido cierto, pero al ser una convención relativamente pequeña, tampoco hemos tenido que esperar muchas colas).

Duncan Lacoix, Murtagh en Outlander, en el meet & greet
Nos arreglamos para bajar a la inauguración donde Sean, el que organiza la convención, presentó a todos los actores, salvo Sam que llegaría el sábado. Después las que teníamos ticket gold pasamos al meet and greet, que lo montaron en ese mismo salón, con mesas circulares como si fuera una boda.
En nuestra mesa estábamos siete personas y un hueco para los actores. Nosotras estábamos al lado de un portón que dejaron abierto toda la velada (que se esperaba que iba a durar dos horas pero duró más) y estuvimos a ratos un poco pasmadas de frio. La climatización del hotel ha sido horrorosa durante todo el fin de semana, el aire acondicionado ha estado demasiado fuerte hasta hacer incómodo el estar en algunas salas.La suerte que tuve es que me tocó justo al lado de los actores, así es que fue una velada súper agradable. Es increíblemente impactante que esas personas, a las que has visto mil veces en los capítulos, en entrevistas, etc. se sienten a tu lado y hablen contigo.

Gary Lewis, Colum en Outlander, en el meet & greet
En la mesa que teníamos, éramos cuatro españolas, una mejicana afincada en Nueva York y tres inglesas muy simpáticas, que enseguida se metieron en el ambiente del spanish clan. En la mesa, enganchamos las chapas que Silvia había hecho especialmente para la convención, y les pedíamos que buscaran a su personaje. Todos estuvieron encantados con sus “retratos” y Silvia les regaló a cada uno su chapa. Grant dijo que a su hijo le iba a encantar y Duncan se la puso en el jersey, y  se fue todo orgulloso luciéndola (que conste que yo me ofrecí a ponérsela si no podía ^_^  ). A todos se les veía bastante relajados y pasándolo bien.

Grant fue el primero que pasó (hubo un poco de tiempo de espera entre uno y otro, y mientras íbamos pensando lo que les íbamos a preguntar, y charlando entre nosotras), y nos preguntó que de donde éramos ( yo creo que todos lo preguntaron, creo que es una manera de romper un poco el hielo).. Cuando llegó el turno de Duncan le empezamos a dar palmas así con ritmo y se fue acercando a la mesa como si estuviera bailando flamenco. He de decir que es el que más me ha impresionado de todos los Highlanders (Sam no cuenta, que es de otro mundo). Será que Murtagh es mi personaje favorito, y como le dije, a mi marido le encantó la escena del hacha, que él repitió con ademanes cuando se lo comenté.

Graham McTavish  Dougal en Outlander, en el M&G
A Graham le hicimos la ola cuando llegó a la mesa y nos preguntó si lo habíamos practicado y a Stephen le cantamos las primeras estrofas del Love me Do. Al preguntar si era nuestra primera con, todas dijimos que sí, y él dijo “Ah, you are all virgin”, y yo dije “Yes, we I am a virgin, not a monk” y él me miró con cara rara. Después Nuria W. comentaba con buen criterio, que claro, nosotras tenemos tan integrada la serie y los diálogos dentro de nuestra cabeza, que lo relacionamos enseguida todo, cosa que ellos no hacen.

A Gary no me acuerdo que le hicimos al llegar, pero si me acuerdo que Diana, una de las compañeras de la mesa le dijo que le encantaba en Billy Elliot y él nos comentó que había estado en la Plaza Santa Ana en Madrid, en el Teatro Español (que Diana le dijo que era su teatro favorito) . Gary es un amor de hombre, es tan amable, simpático y cariñoso que desde el minuto uno le consideras como alguien de tu familia. Al irse nos dio besos y abrazos a todas. Si te le encontrabas por el pasillo, también, en las fotos también. Además te abraza con cariño, no es un abrazo forzado y se nota que te transmite un agradecimiento increíble a toda la gente que acude a esta serie de eventos.

Steven Cree fue el último en pasar por la mesa. Creo que todas las asistentes a la convención podemos afirmar que ha sido el gran descubrimiento. Físicamente (que con tanto maquillaje y la pata de palo no se aprecia lo guapo y atlético que es) y como persona (es la alegría de la huerta, muy simpático y bromista). Él se sorprendió de ver que todas le veíamos tan distinto de su personaje, y que el director le dijo que sonriera un poco menos en sus escenas. Según Silvia es Smiling Ian. Ah, nos dijo que hiciéramos campaña para ser Ian Jr. También lo repitió en su panel.

SÁBADO

A las 9 empezaron las fotos. Yo hasta las diez no tenía la de grupo así es que después de desayunar nos arreglamos y nos pusimos a hacer cola. Como ya había empezado las fotos, tres de nosotras nos asomamos por una puerta para ver a Sam de lejos. La verdad es que no me dio impresión verle, y me pareció que no era para tanto. Claro, le has visto muchas veces, pero otra cosa es las distancias cortas. 

Cuando me tocó hacerme la foto de grupo (es un poco violento porque claro es la primera vez que le ves y ahí acercarte y tal, da un poco de apuro), le pedí a Steven ponerme detrás de él, porque yo soy más alta, así es que me puse entre Sam y Duncan. Estaba tan en la nubes que no me di cuenta de que Graham llevaba kilt hasta que me dieron la foto impresa jajaja. 

Sam Heughan y Graham Mctavish con una fan.
A las 11 me hice la foto con Sam. Es encantador, te recibe con la mejor de sus sonrisas, te despide cuando te vas dándote las gracias y alargándote la mano. Es genial. Yo le pedí “a hug and a smile” y en la foto mi cara es el reflejo de la pura felicidad. Cuando salimos todas de la foto con él, algunas se pusieron a llorar de la emoción. Todas nos hicimos un selfie que destila alegría. Como digo yo, se feliz un momento y ese momento será toda tu vida.

Durante la mañana del sábado fueron los paneles. Hay algunos que me perdí por ir a comer. Una cosa que cambiaría para otra convención sería el tema de las comidas. Había un menú convención en el hotel que no era nada del otro mundo (costaba 10 libras la comida y 17 libras la cena, y había otro como de picoteo que te daban una bolsa con cosas por 8 libras). El sábado comí mejor pero el viernes con el tema de los nervios y las prisas fue un absoluto despropósito, y claro, luego la salud se resiente. En mi caso con más razón, siendo diabética (aunque hay cosas como el efecto Sam que no se pueden contrarrestar, y son hiperglucemias salvajes jaja). Así es que si vais de convención, comed a menudo, bebed agua o zumos para estar hidratadas y tened en la habitación más cosas de comer (en nuestra habitación había tetera, así es que los fideos esos que se reconstituyen con agua son una buena opción).

El sábado por la tarde conseguí los autógrafos de Sam, Duncan y Steve. Podía haber recogido el resto también ese día al ser Ticket Gold pero preferí dejarlos para el domingo por la tarde porque el sábado tenía el concurso de disfraces.

Ya me lo habían avisado, y a pesar de que el pobre tenía mucha prisa porque solo iba a firmar el sábado, Sam cuando lo tienes delante te presta toda la atención del mundo y te escucha e interacciona contigo. Yo le conté lo de la Rifa de la Fundación y se puso muy contento y me dio las gracias para todas las que habíamos participado. Davinia, una compañera le tuvo que frenar porque se quería dibujar a sí mismo un bigote en la foto, la verdad es que es tan majo. Ha sido un fin de semana totalmente estresante para él y el primer día se le notaba cara de cansado (venía de filmar el viernes), pero en ningún momento pone mala cara y todo son facilidades y cariño hacia las fans. Yo le dije que era un gran actor y que le queríamos mucho.

Duncan Lacroix con una fan.
Duncan le dijo a su asistente sobre mi foto, mira que foto más romántica, es que me he casado esta mañana. Y a mí me dio por reír. Delante de mis compañeras una chica le regaló una petaca con la imagen de Murtagh y como vio que ellas se reían, les preguntó que si ellas eran también unas borrachas. Tiene una vena cómica tremenda. Steven es muy simpático y entre firma y firma se dedicaba a tirar bolitas de papel a sus compañeros.

El sábado por la tarde, Nuria mi compañera de habitación me avisó de que las chicas de My  Peak Challenge iban a hacerse una foto juntas, y baje con ella. Éramos un grupo bastante numeroso y las fotos son muy bonitas. Después subí corriendo a la habitación para disfrazarme porque a las ocho era el concurso (al que previamente había que apuntarse).

Nos metieron en una habitación y nos iban llamando por el nombre y el personaje que éramos. Yo Salí la segunda. Cuando dijeron Black Jack Randall Sam, Duncan y Graham se pusieron de pie, Sam se echaba hacia delante gritando y los otros hacían como que lo defendían, gritando I will protect you! Go away Black Jack, mientras yo daba latigazos al aire, mis chicas me animaban y todo el mundo reía a carcajadas. Fue uno de los momentos más divertidos de mi vida , sobre todo por lo improvisado. Cuando llegue a su altura, me quite el abrigo y se saque el cartel que decía “Spanish Red Coats love Highlanders” que todos miraron con cara de alucinados, y me marché lanzándoles besos.

Y ahora sí, aquí está nuestra cronista Mares, y su entrada triunfal en el concurso. 


Hubo muchos participantes, sobre todo había muchas Claire, pero se nota que la gente adora la serie, porque dedicar tiempo a coser para una cosa así, es de admirar.

Mares, en el momento de ser proclamada tercera en el Cosplay.

El primer premio lo ganó la chica que iba de Claire en la Segunda Guerra Mundial, el Segundo Premio la que iba de Claire con cuello de lana y todo y el tercer premio yo. Cuando me acerqué a recogerlo, Sam me dio un beso y un abrazo. Me felicitó por el disfraz y me dio las gracias por participar y yo le dije que eso era el mejor premio. Y le di las gracias. Mentiría si dijera que no ha sido uno de los momentos más especiales de mi vida. Tres meses cosiendo (aprendí este año) para fabricarlo valieron la pena. Después del concurso estuvimos hablando con Gary que se asombró al saber que me lo había hecho yo, y le conté la historia de Tere, la chica que me hizo el fantástico pañuelo del cuello a bolillos, y que estaba un poco presente de aquella manera en la con.

DOMINGO

Al día siguiente por la mañana hubo más fotos. Yo solo me pensaba hacer una más, pero teníamos tan buen ambiente las compañeras, que compartí unas cuantas. Y la verdad es que es fantástico. Se crea un ambiente tan especial si das con la gente correcta. Es una de las mejores cosas de la convención. Conocer a gente de lejos, o de cerca, que comparte totalmente tus gustos, con la que no te sientes extraña por comentar que has perdido la cuenta de las veces que has visto el capítulo de la Boda, o que no te mira raro por llevar un anillo como el de Claire o estar pensando en tu próximo viaje a Escocia. Desde aquí les mando un beso enorme a mi Spanish Clan.

Grant O'Rourke era Rupert en Outlander,
Por la tarde fueron el resto de autógrafos. Stephen le pintó unas gafas a Graham en mi poster cuando me lo firmó y Grant se estiraba como cansado ( excepto Sam y Steven yo vi a todos en la fiesta del sábado) y le dijimos que se echara una “Spanish siesta” y él sonrió. Gary se levantaba y te abrazaba, y le dije que una experiencia así engrandecía el amor que teníamos a la serie, y él me dio las gracias.
Los paneles del domingo fueron súper divertidos, no recuerdo todo  , pero los tengo un poco más frescos que los del sábado. En los que participaba Sam había colas interminables para preguntar, algunas veces para cosas ya muy manidas.

Los momentos memorables para mí son:

El panel de Sam y Steven completo. El de Sam y Duncan estuvo bien pero con Steven, les sale una vena cómica impresionante.  Les preguntaron qué personaje elegirían de la serie, si pudieran (es la pregunta que yo habría hecho), y Sam dijo que sería Claire y Steven que sería Archie el burro.  En un momento dado una chica (bendita ella) le pidió a Sam que dijera Sassenach. Se hizo el silencio, el miro a Steven y se lo dijo. En el público se sintió una explosión de ovarios y Steven dijo que se iba, y todas nos pusimos a reír.  Jugaron mucho con los dobles sentidos y fue un panel muy divertido. Al final echaron un pulso, que fue memorable.

En el panel de Duncan, al final, aunque se quería resistir bailó como Murtagh en la serie, y fue muy divertido. Con Gary hubo un momento que lloraba de la risa cuando una mujer comentó que tenía unos perros que se llamaban como ellos y Dougal era el Doberman. Gary lo usaba en todas las frases que decía “Dougal The Doberman” y se ponía a reír con su risa contagiosa.

En la ceremonia de clausura todos dieron las gracias. Gary se emocionó, se le podían ver los ojos vidriosos desde donde estábamos, y dijo que apreciaba mucho el que estuviéramos allí,  y todas las cosas bonitas que había traído la serie, las conexiones entre las personas, y que aunque había muchas cosas malas en la vida, que todo esto nos hacía ser un poco mejores. Fue muy emocionante. Me ha encantado el cariño con el que tratan a todo el mundo.

Sam Heughan y Steven Cree, actores de Outlander, en el panel que hicieron juntos.
Sam no estuvo en la ceremonia que fue el domingo a las seis de la tarde, después de su panel nos agradeció la asistencia y se marchó. Cuando Nuria, Diana y yo estábamos en la habitación, Nuria dijo: “que sale Sam”, y por la ventana le vimos que montaba en el coche para irse. De los chillidos de emoción que dábamos, debió escucharnos y nos dijo adiós con la mano, sonriéndonos. Era la guinda del pastel, para quererle para siempre. Además de buen actor ( cosa que muchas compartimos la idea de que se le valora mas bien poco), se le ve tan natural, tan cercano y tan “en la tierra”, que poder tener contacto aunque sea unos minutos con él enriquece completamente la experiencia Outlander. 

Tenemos suerte de que Sam Heughan sea nuestro Jamie Fraser.

Sam Heughan - foto por Anne Jhobson

Mi consejo es que una experiencia como esta tienes que vivirla una vez en la vida. Para alguien como yo que nunca había seguido ningún tipo de serie con esta intensidad, y que llegó a ella de casualidad (una amiga me la recomendó porque me iban a encantar los cuellos y mitones tejidos), ha hecho si cabe aún más grande mi admiración por ella.


Seguro que habrá mil cosas que se me olvidan, pero al mirar las fotos siento otra vez esas mariposas de emoción en el estómago y creo que valió la pena.

--------------

Si no has tenido suficiente, también puedes leer mi propia experiencia en la RingCon de Bonn, en Noviembre del año pasado.

Y un consejo: siempre que puedas, pide referencias a distintas personas. Recuerda que en Internet solo se suele poner lo bonito. Y lo que diga la propia organización no tiene por qué ser, a veces, lo más real. Busca comentarios en su Facebook, si lo tienen, y si no tienen ni uno, desconfía. Siempre es mejor además acudir a cons que ya tengan una trayectoria, si vas a alguna que se organiza por primera vez, puede ser más arriesgado. Asegúrate que está organizada por profesionales. Al fin y al cabo, vas a invertir mucho de tu tiempo y tu dinero.

Puedes ver más fotos de la convención en el IG de Starfury, y en el álbum de Stephenie McGuken (tiene fotos increíbles, te lo recomiendo)



Para estar informado al minuto de todo lo que sucede en el mundo Outlander, no te olvides de seguir a @OutlanderSpain, el Twitter del blog.