miércoles, 26 de agosto de 2015

Outlander ya está buscando a Brianna: ¡comienza el casting! - SPOILERS

Hay una nueva cara a punto de llegar a Outlander... aunque en realidad, nos suena mucho a todos.

(NOTA: Según el anuncio del casting, se necesita que empiece a rodar en Diciembre. Teniendo en cuenta que se espera que el rodaje termine en Marzo del 2016, esto significa un margen de tres meses, mas que suficiente para rodar unas cuantas escenas. ¿Salteadas? ¿Serán todas de los últimos capítulos?)


CUIDADO: IMPORTANTES SPOILERS EN EL ARTÍCULO. Si no has leído el libro y no quieres que se te desvele una MUY IMPORTANTE parte del argumento futuro de la serie, no sigas.

¡Por fin ha llegado el momento de conocer a la hija de Jamie y Claire! E! News ha podido saber que Outlander ya está buscando oficialmente a Brianna, la hija biológica de la pareja. La segunda temporada de la serie Outlander, estará basada en el segundo libro de la saga, "Atrapada en el tiempo" (Dragonfly in ambar), el cual incluye un gran salto en el tiempo. Los espectadores podrán conocer a Brianna a la edad de 20 años, la cual es descrita un poco como Jamie - muy alta, pelirroja, pómulos altos, azules ojos rasgados.

La primera temporada de Outlander terminaba con la noticia de Claire embarazada.

Pero aquí viene la sorpresa: su apellido es Randall. Es decir, como de Frank Randall (Tobias Menzies), el primer marido de Claire. Que en estos momentos, está "en el futuro", buscando a su mujer desaparecida. ¿Perdona?

La descripción oficial del personaje para la serie, dice que Brianna es una joven americana de unos 20 años, "determinada, inteligente más allá de su edad, con un encanto natural y chispeante sentido del humor (todas características heredadas de sus progenitores) También tiene una mentalidad escolástica, con una buena dosis de fortaleza americana, habiendo nacido y sido criada en Boston, bajo la atenta mirada del profesor e historiador Frank Randall".


Aquí está el texto en original, tal como apreció en Actors Access, web especializada en castings.

No solo este giro sorprenderá a los que no hayan leído los libros, sino que lectores de los libros también se han llevado una sorpresa: Aunque Brianna aparece al principio del segundo libro en la Escocia de los años 60, la descripción del casting para el papel dice que "Brianna ha seguido en secreto a su madre al pasado, para conocer al padre que nunca supo que existía y a su familia". Algo que sí sucede en los libros, pero no hasta el cuarto, "Tambores de Otoño" (Drums of Auttum). ¿Significa esto que en la segunda temporada van a pasar cosas de libros posteriores, no solo del segundo?

Sony Pictures Television. que produce Outlander, confirmó a E!News que todo lo que aparece en el anuncio del casting es correcto. "Sony Pictures Television confirma que toda la información del casting para Brianna es correcta", ha dicho en un comunicado. "Las fans del libro ya saben que primero aparece en el segundo libro, 'Atrapada en el Tiempo'. que se corresponde a la temporada que estamos grabando ahora mismo, pero continúa presente en los siguientes libros, tal como revela la información para el casting".

Por su parte, Diana Gabaldon, prefiere no hacer comentarios al respecto de lo que mucha gente piensa es, efectivamente, un cambio en el orden cronológico de la historia.


(NOTA: yo, personalmente, creo que se trata simplemente de una descripción ampliada del personaje, ya que como dice Sony, Brianna continúa en la historia y además esa parte de que viaja también al pasado, es muy importante y algo que la actriz que la interprete debe saber de primeras. Cuando llegue la temporada dos, saldremos de dudas)

La serie busca a una actriz de al menos 1.72cms (5'8″) para interpretar a Brianna como una chica "de espíritu práctico y con los pies en la tierra, pero con la inexperiencia y vulnerabilidad de su edad". (Y para todos aquellos a los que os gusta fantasear sobre actrices, no tiene por qué ser pelirroja, la descripción dice que se teñirá si es necesario)

Cuando E!News preguntó al prodcutor ejecutivo, Ron Moore, sobre el casting de los hijos de Jamie y Claire, nos dijo que pensaban tomarse su tiempo para encontrar a los actores perfectos, tanto para Brianna como para el hijo adoptivo, Fergus, que tiene unos 10 años cuando le conocemos en Francia en 1744. Se le describe con pelo moreno oscuro, piel pálida, y nariz picuda.

"Aún no los tenemos" nos dijo Ron. "Es una largo proceso el que te lleva a encontrar a los actores perfectos, como pasó con Caitriona [Balfe] y Sam [Heughan]. A veces los encuentras enseguida, y a veces tiene que segur buscando"

En cuanto a lo que Ron y los encargados del casting están buscando, no nos pudo dar una lista de características.

"No buscas nada en particular, excepto que cuando estén ante la cámara, de alguna manera se conviertan en el personaje y se pierdan en él", nos comentaba. "Es una de esas cosas que la sabes cuando la ves. Cuando ves la cinta, te incorporas en el asiento y es como 'oh dios mío'. Hay una cualidad inefable que solo el actor adecuado puede dar al personaje"




lunes, 24 de agosto de 2015

Diana Gabaldon y su experiencia como guionista en Outlander.

Guiones.

La mayoría de vosotros probablemente ya lo sabéis, pero estoy escribiendo un guión para uno de los episodios de la segunda temporada de la serie de televisión Outlander. Esto es nuevo e interesante: he escrito guiones de cómics para Walt Disney (allá por el final de los 70) y he escrito el guión de una novela gráfica (EL EXILIO - para aquellos que no la hayáis leído, cuenta la historia del primer tercio de OUTLANDER en novela formato de gráfico, con Jamie y desde el punto de vista de Murtagh), pero nunca he hecho un guión de televisión o de película antes.


Aunque sí he leído algunos. Durante el período en el que los libros estaban bajo opción de varios productores que querían hacer una película de dos horas de OUTLANDER (algo que es imposible de hacer, pero muchos valientes lo intentaron), vi varios guiones de cine, la mayoría de ellos escritos por guionistas de muy buena reputación. Todos y cada uno de ellos fueron una experiencia singularmente horrible, pero instructiva.

Entonces llegaron Ron D. Moore, y la serie. Si bien tampoco puede caber una novela de 300.000 palabras en dieciséis horas de televisión, se puede hacer un trabajo mucho mejor con la adaptación. Y tal como le dije a Ron, después de que me enseñara su guión para el primer episodio, "esta es la primera vez que he visto un guión basado en mi trabajo que no hace que palidezca o estalle en llamas de indignación."

La autora Diana Gabaldon, con el productor ejecutivo de Outlander, Ron Moore. 

Tuve la suerte de ser invitada a ser consultora de la serie, lo que significa que veo los esquemas, los guiones, las revisiones - y en última instancia, el material que realmente se graba. Este proceso ha sido mucho más instructivo, ya que tengo la oportunidad de ver cuán a menudo y cuánto, un guión determinado sufre varios cambios antes de que se ponga ante la cámara, y qué es lo que realmente se filma para el episodio. (A continuación además, la película se edita, pero eso es otro proceso aparte...)

La primera vez que nos vimos, Ron me preguntó si me gustaría escribir un guión para la serie, y yo dije que no. A) Nunca había escrito uno, no sabía si me gustaría, si se me daría bien, y no quería ser responsable de fastidiar la primera temporada, que era de vital importancia, de ninguna manera, y ​​B) que iba a estar inmersa en la locura final de MOBY y sabía que no tendría tiempo ni para respirar, y mucho menos para asumir un nuevo y desafiante proyecto. Así que pasé, pero dijo que si conseguimos una segunda temporada... entonces tal vez me animaría a escribir uno.

Como la mayoría de la gente no escribe guiones o no conocen a nadie que lo haga, pensé que podría estar interesada en aprender el proceso básico. Por lo menos tal como se practica en el mundo Outlander. <jeje>

Cuando acordamos que me gustaría escribir un guión, y Ron eligió cuál (es el episodio 211 - el undécimo de trece episodios de la segunda temporada), el siguiente paso fue venir a la Sala de Guionistas en Pasadena, y trabajar en el flujo básico de la historia con Ron, Maril, y algunos de los otros guionistas.

Algunos de vosotros ya habréis visto fotos de la habitación de guionistas en su estado prístino: cómodos sofás frente a dos paredes de pizarra magnética blanca. Cuando empieza la acción, la pizarra se cubre con hojas magnéticas borrables, cada una con notas de una escena, y escenas de transición. Aquí es donde el guión comienza a tomar forma.

Pero antes de esto, el guión/libro ha sido "desmenuzado", literalmente. El libro original se ha desmontado, escena por escena, y todas las líneas de diálogo original, aisladas y puestas en una lista, para que los escritores puedan utilizar tanto como sea posible de las frases originales, a pesar de que a veces se pueden usar en un contexto diferente.

El equipo de guionistas, en conjunto, organiza y ordena todas esas piezas, y las vuelve a ensamblar (más o menos) en tantos episodios como tenga la temporada. Teniendo en cuenta que cada episodio es de aproximadamente 57 minutos, y que cada episodio tiene que tener su propio arco dramático (no se puede tener todo un episodio de transición, algo de lo que sí es posible  hacer capítulos enteros en una novela. No recomiendo hacerlo, por cierto, pero es posible), el material del libro no va a encajar perfectamente y de forma contínua.

Ergo, la cronología de la historia será más o menos la misma: los eventos que tienen lugar en París, obviamente precederán a los acontecimientos del levantamiento en Escocia, y la amistad de Jamie con Charles Stuart, naturalmente, tiene que venir antes de que Claire trate la mordedura de mono en la mano del Príncipe, y el duelo de Jamie no se puede producir antes de que se encuentre con el hombre al que va a desafiar. PERO... trocitos más pequeños de la trama, que no son necesariamente lineales, pueden ser movidos o modificados un poco, o incluso separados en trozos aún más pequeños que se pueden incluir en lugares diferentes y separados, con el fin de lograr una interesante, coherente y más o menos autónoma historia en cada episodio. Y al servicio de este objetivo, para apoyar a las piezas originales en su nueva configuración, pequeñas nuevas piezas y líneas argumentales pueden ser creadas.

Es por esto que yo estaba diciendo a la gente (en respuesta a la histeria previa a los episodios 15 y 16) que se olvidaran del libro y disfrutaran de la serie. Las dos cosas no van a ser exactamente lo mismo (por las razones descritas anteriormente), pero con suerte, buena voluntad, determinación y talento (de todo lo cual, el equipo de producción de Outlander tiene a montones), el resultado será de hecho reconocible - y a veces, incluso, resultará en una encantadoramente nueva versión de la novela Outlander.

Así que fui y pasé un día muy entretenido en la sala de guionistas. El guión ya había sido "desmenuzado", así que sabíamos cuánto material se incluiría en el episodio 211, pero no cómo podría ser arreglado, o lo que podría o no podría ser ajustado o añadido para dar una estructura interesante y coherente.

El esbozo del diseño para los episodios 210 y 212 estaban también en el tablero, a cada lado del 211, junto con una idea muy aproximada del 213. (Sí, ya sé cómo termina. No, no lo voy a decir. Va a estar bien. No os preocupéis.) Por lo tanto, yo ya podía ver cómo algunos elementos de los que yo estaba manejando, se veían en el 210, y deberían además verse continuar en el 212.

Lo que siguió fue un rompecabezas mental monumental, con todo el mundo moviendo piezas, sugiriendo cosas nuevas, discutiendo sobre ellas, vetando esto, aprobando lo otro, y haciendo que todo encajase. Los guionistas estaban haciendo todo esto desde los sofás, mientras que Richard, asistente de guionistas, y Mike, el jefe de guionistas, estaban sentados en sillas Aero en la parte posterior de la habitación con sus portátiles, tomando nota de todo lo que decíamos y las conclusiones a las que se llegaron, siendo éstas las "notas de sala", que me fueron reenviadas posteriormente.

OK, el siguiente paso para hacer un guión es que el escritor haga un esbozo de su episodio, perfilando y ampliando el material de las notas de sala, añadiendo pequeños detalles creativos que se producen durante el proceso y que no vayan a interrumpir el flujo de la trama en general.

Había visto una gran cantidad de esquemas de guiones de la primera temporada (y varios de la segunda temporada), y, francamente, no es algo difícil. Me llevó tres días de trabajo 'superficial' (lo que significa que estaba haciendo otras cosas al mismo tiempo, no que no estuviera prestando atención o concentrada) conseguir esta fase. Un esquema son unas 10-11 páginas, y simplemente cuenta el argumento lineal de la historia, señalando frases de diálogo o especificaciones que pueden ser importantes.

El esquema lo envié a Ron y Maril, y me fue devuelto con notas de Ron, que eran muy breves, y sobre todo tenían que ver con la logística del rodaje, como por ejemplo, que no podíamos tener una emboscada a gran escala con veinte soldados y treinta highlanders, pero podríamos hacer algo similar a las primeras escenas de la primera temporada, justo después de que Claire viaje en el tiempo, lo que sugiere una emboscada que solo necesita unos pocos actores.

Modifiqué el esquema considerando las notas de Ron, y luego las envié "arriba", a la gente de Sony y Starz que son quienes tienen que aprobar los guiones. Así conseguí más notas de vuelta, combinadas de estas dos fuentes (conocidas como "Studio" y "Red") - también afortunadamente breves, y como le dije a Ron, "Esto es como los comentarios editoriales que recibes en un manuscrito de un libro. Ya tengo mucha práctica en hacer frente a todas estas preocupaciones mientras sigo haciendo lo que sea que quiero." (Ya veremos hasta qué punto esa última parte va a cumplirse, ya que cuando escribo un libro, yo soy la que decide finalmente qué vale y qué no, pero no es así en lo que se refiere al guión.)

En cualquier caso, las notas de estudio / Red fueron suficientemente pequeñas como para que Ron me dijera que "escriba el guión", en lugar de volver a redactar el esquema, y ​​así lo hice.

Ahora, permitidme una digresión para señalar que sé que un montón de escritores que trabajan de forma lineal, y que trabajan desde esquemas, y algunos que - encontrando confusa la manera de trabajar 'a cachos' - han asumido últimamente el método de trabajar con esquemas. Todo el mundo que utiliza esquemas insiste en que eso hace que la redacción del manuscrito sea mucho más fácil.

Tienen razón en eso; es más fácil. Y mucho, mucho menos interesante que encajar todas las piezas juntas a medida que las <jeje> inventas, pero sin duda, bastante fácil - y tuve la oportunidad de inventarme diálogos e insertar pequeños trocitos de partes divertidas (bueno, para mí, al menos)

Francamente, la parte más difícil de todo fue el formato de software FinalDraft 9 - que aun así, tampoco era muy complicado; sólo es cuestión de familiarizarse con él (Bueno, eso, y su desplazamiento hacia abajo que es realmente molesto, y nunca funcionó sin dar problemas. No sé si era el FD9 o algo que yo estaba haciendo, pero bueno).

Así, que el guión está hecho. Pero, como con cualquier cosa que tiene que ver con la escritura, y especialmente cualquier cosa que tenga que ver con la televisión, esto es sólo el comienzo.

Primero Ron y Maril leerán el guión y me darán sus propias notas. Dependiendo del número y complejidad de las mismas, tendré que rehacer el guión, o podré adaptarlo con algunos cambios aquí o allí. Una vez Ron esté satisfecho con ello, se lleva de nuevo a Sony y Starz, quienes los reciben para hacer más notas, lo cual puede requerir varias correcciones (o no tantas, si tenemos suerte. ¿Quién sabe?). El guión puede pasar por tres, cuatro, cinco interacciones antes de que sea un guión de "Producción". ¡Pero ese tampoco es el final!

Todo tipo de problemas surgen antes y durante el rodaje, que requieren más cambios en un guión. Muchos de éstos son muy leves, pero algunos podrían implicar incluso el abandono de varias páginas y tener que insertar una nueva escena o incluso un conjunto de escenas.

Y, sobre todo, depende del "juego" que dé el guión. ¿Pueden los actores decir las frases sin partirse de la risa? (He visto un par de escenas en las que no podían. En una de estas serie de tomas, después del cuarto intento terminado en risas, Sam Heughan decía: 'Esto no va a funcionar ", y se puede oír al director diciendo firmemente en el fondo, "¡Sí que va a hacerlo!" (Y sí, funcionó, pero llevó un tiempo. A veces lo logrará la persistencia, y a veces el guionista (o el actor o el director) cambian la frase.) ¿Es la escena físicamente incómoda de alguna manera que sólo se hace evidente cuando los actores la ensayan? ¿Se hace demasiado larga? ¿Es un discurso mal redactado, por lo que suena rebuscado? ¿Es necesario que la acción se re-organice con el fin acomodar los ángulos de la cámara o los paisajes ? ¿A los actores y/o el director les gusta el guión, o hace que sientan que esto o aquello no funciona? Todas estas cosas tienen que ser determinadas sobre la marcha, por así decirlo, que es, supongo, por lo que el guionista tiene que estar en el rodaje mientras su guión está siendo filmado.

Tengo que decir que he visto hasta siete u ocho interacciones hechas en un guión tras la versión de "Producción".

Hasta el momento, ha sido un proceso fascinante, y estoy agradecida por la oportunidad de haber podido hacerlo. ¡Ya os diré cómo termina la cosa!

PD: Desayuné con George RR Martin poco después haber acordado que me gustaría hacer un guión, y se lo mencioné, sabiendo que él ya había escrito mucha televisión antes de meterse a escribir novelas. Él se rió y me dijo: "Oh, ¡así que estás a punto de aprender el Gran Secreto de la escritura de guiones!"

"Eso parece" le dije. "¿Y cuál se supone que es, George?" Se inclinó hacia mí con complicidad y dijo: "Es MUCHO más fácil que escribir una novela!"